Blog

09Dic

¿Cómo saber si un cubierto es bueno?

En la calidad de un cubierto intervienen muchos factores como los acabados, las operaciones que lleva en su proceso productivo, el material… Hoy nos vamos a centrar en este último.

En general se utilizan dos tipos de materiales para la fabricación de los cubiertos: el acero inoxidable 430 (18/0) y el acero inoxidable 304 (18/10). Sin embargo, la calidad de esos dos aceros no es la misma y existe un truco para comprobarlo. Los aceros inoxidables 18/10 no son magnéticos, por eso si ponemos un imán y este no atrae al cubierto significa que tiene buena calidad.

Puede ocurrir que un cubierto que está marcado como 18/10 tenga características magnéticas. Esto es debido a que durante el proceso productivo, al deformar (estampar) el acero se producen ligeros cambios internos en el material que dan lugar a una ligera imantación, sin que se vea afectada la resistencia a la corrosión y, por tanto, la calidad del acero. De todas formas, en estos casos el cubierto se adhiere con poca fuerza y se suelta con facilidad del imán, al contrario que cuando es malo que se adhiere con fuerza y no se desprende.

El caso de las hojas de los cuchillos es especial, estas si se adhieren a los imanes, ya que el material utilizado es un acero inoxidable martensítico, el cual tiene propiedades magnéticas. Se utiliza este material por su alta dureza y la consecuente resistencia al desgaste (muy importante para el filo de los cuchillos).